P: Los sondeos indican que el centro-izquierda en España está más débil que el centro-derecha.

R: También la derecha tiene dificultades serias para redefinir el proyecto. El Partido Popular no puede seguir diciendo que vivimos por encima de nuestras posibilidades. Tiene que buscar un lenguaje distinto y buscar la fórmula para contentar a los jóvenes sin enfadar a los viejos. Mucha gente se pregunta si hay relevo en la derecha. En algún momento la sucesión de Rajoy puede ser un verdadero problema.

P: ¿Cree usted que no tiene banquillo?

R: El problema no es tener banquillo, sino que los del banquillo se pongan la zancadilla unos a otros. Hace tanto tiempo que se habla de Núñez Feijóo como delfín, que igual acaban con él antes de que llegue.

Por Lucía Méndez

El Mundo, sábado 14.04.18

Share Button